DAME UNA CITA, VAMOS AL PARQUE

Aunque parezca mentira, si, amigos si, aún hay gente que dice que el mundo no ha cambiado. Y no es ninguna broma, Lo dicen porque lo creen. Es cierto lo que dicen o, por el contrario, todo ha cambiado hasta el punto que no lo reconoce ni su puñetera madre?

Es obvio que no todos, pero algunos cambios pueden ser buenos. Si no fuera por eso, a lo mejor aun estaríamos en al edad de piedra, dándonos palos en la cabeza por un trozo de carne cruda. 

Naturalmente, debemos buscar un punto en la historia para ubicarnos en ese momento de transición. Y esta más que clarito que el cambio de milenio ha tenido su importancia. Los nacidos a partir de esa fecha, los bautizados como millennials, que hay que poner cosas en ingles o no somos nadie, son los que ya han llegado con una tablet, un smarthphone o cualquier otro de esos aparatos que carga el diablo bajo el brazo. Son lo que se ha dado por llamar nativos tecnológicos. 

Y…ah! amigos…ahí empieza a girarse la tortilla…

Hubo un tiempo en que la gente se citaba, iba al parque a pasear, al cine, o a  un buen restaurante a probar las excelencias de uno u otro cocinero…Ahora, la gente ya no se cita. Bueno si, pero a través de las redes para hacer una partidita de God of War, Assassin’s Cred o Resident Evil.

Las redes son la cita, que la cosa de hoy trata de matar un poco, ver una serie del tirón en Netflix y pedirse una pizza como más ultraprocesada mejor. Y si esto no es cambio amigos, que venga Dios y lo vea.

Estoy seguro que de cada diez nacidos después del 2000, a nueve ni les suena el nombre de Miguel Rios, ni saben que es un rockero español del siglo XX y que entre otras canciones, cantaba esa que empezaba como el titulo de este articulo.

Si eres millennial, ya no hay visitas al parque real, ya no hay citas reales. Ya no hay salidas reales los sábados para ir al cine o a un buen restaurante. Ir a comerse un buen arroz o una fideuá, una escudella barrejada o un cocido gallego ya no suena a real.

Si con 30 años aun vives en casa de tus padres, no tienes ingresos como para permitirte un gasto en una cena de 40/50€ por persona porque tienes un trabajo precario o sencillamente, no tienes trabajo, y tu mundo gira alrededor de la play station, las series y el fútbol, las pizzas  y las hamburguesas, como podemos extrañarnos de que los restaurantes estén vacíos?

Ya no es una sola cosa. Son una suma de muchas las que hacen que todo haya cambiado profundamente. La filosofía de vida del siglo XX ya no existe. La tecnología a suplido el contacto real, los fast-food a suplido a la comida real, lo virtual a sustituido a lo físico. 

Por primera vez en mucho tiempo, es muy posible que una generación, ésta de la que estamos hablando, la de los millennials, viva peor que su antecesora, la de sus padres. Entre todos la mataron y ella sola se murió.

Ya no se dan citas, ya no se va al parque. O si se va, es para hacer un botellón/quedada organizado a través de las redes. Cada día se vive y se muere unas cuantas veces, y antes de acabar la jornada, se mira sencillamente, cuantos likes le han dado a tus personalidades falsas, a tus otros yo y a la vida de fantasía que te has creado a partir de lo virtual.

Y ahora dime que no hemos cambiado.

Facebooktwitterpinterestlinkedintumblr
Show Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cava-juve-camps clubdtast1 atdsdpds IMG_2540GREMIhs