Category Archives: REPORTAJES

FRASES LAPIDARIAS, HOY "Buena relación calidad-precio"

Hay frases a las que nunca le he encontrado el sentido más allá de la evidencia que tienen en si mismas. Está clarísimo que en todas las cosas de la vida, nosotros buscamos siempre lo mejor, y a la vez,  intentamos pagar por ellas lo que creemos que valen realmente…(o al menos, debería ser así…)

No entiendo pues, como en muchas ocasiones se utiliza esta frase para darle un valor añadido, un plus de confianza, un extra de seguridad a aquello que vamos a comprar o consumir.

Hoy le buscaremos la vuelta a esta frase aplicada al mundo de los restaurantes, de la gastronomía en general.

Es de un peso incontestable que, todos nosotros, o al menos así lo creo, porque si no, vamos mal, buscamos comer bien a buen precio. Lo que está claro es que aquí se abre un abanico casi infinito de variantes…Cuanto nos queremos gastar? Cual creemos que es el precio justo? Que es lo que queremos comer?

No es lo mismo pedir una  simple ensalada de la huerta aliñada con aceite a granel (que los sigue habiendo en los restaurantes, palabrita) con una caña, que pedir una pieza de carne exclusiva, cocinada al punto, acompañada de foie gras de clase 1 y regada con una copa de champán francés.

Pero…que pasa si nos cobran el precio que creemos que vale esta opción segunda que os he presentado, por una ensalada con aceite a granel y una caña caliente y con cuatro dedos de espuma?

Ahí está la cosa. No es tanto el valor económico que pagamos por una comida o por una cena , sino más bien si estamos conformes con lo que hemos pagado por aquello que hemos comido.

Hace unos años propusimos a un cliente del sector que quería publicitar su restaurante a través de la radio, emitir un mensaje que más o menos decía así…

“Si después de cenar, al salir del restaurante, lo primero que comenta es lo bien que ha cenado, enhorabuena. Si de lo primero que habla es de la minuta que le ha tocado pagar, vamos mal. Restaurante (x) …nosotros intentamos ser de los primeros. Denos su confianza”.

Y ahí creo que está el kid de la cuestión. Un menú de 80€ puede ser baratísimo si el entorno, el producto, el servicio, la presentación y la elaboración están a la altura. Un menú de 10€ puede ser carísimo si la lechuga esta reblandecida, oscura y acuosa, si el aceite del aliño sabe a rayos y si la caña de cerveza esta caliente y con cuatro dedos de espuma.

No es tanto lo que se paga por las cosas, sino que realmente esas cosas, tengan el valor que se ha pagado por ellas. Y francamente, en ambos casos, los de 80€ y los de 10€ nos encontramos con demasiadas sorpresas a la hora de recordar la frase lapidaria del titulo de este articulo. 

Cuantos de nosotros hemos sufrido en nuestras carnes y en nuestras carteras este tipo de escarnio? Que levante la mano el que no sepa de que va la cosa.

Ojito pues, a ver si acabaremos buscando otra frase lapidaria para cerrar el tema…

“Muchas veces, lo barato sale caro” … Ahi queda eso.

 

 

Facebooktwitterpinterestlinkedintumblr

DAME UNA CITA, VAMOS AL PARQUE

Aunque parezca mentira, si, amigos si, aún hay gente que dice que el mundo no ha cambiado. Y no es ninguna broma, Lo dicen porque lo creen. Es cierto lo que dicen o, por el contrario, todo ha cambiado hasta el punto que no lo reconoce ni su puñetera madre?

Es obvio que no todos, pero algunos cambios pueden ser buenos. Si no fuera por eso, a lo mejor aun estaríamos en al edad de piedra, dándonos palos en la cabeza por un trozo de carne cruda. 

Naturalmente, debemos buscar un punto en la historia para ubicarnos en ese momento de transición. Y esta más que clarito que el cambio de milenio ha tenido su importancia. Los nacidos a partir de esa fecha, los bautizados como millennials, que hay que poner cosas en ingles o no somos nadie, son los que ya han llegado con una tablet, un smarthphone o cualquier otro de esos aparatos que carga el diablo bajo el brazo. Son lo que se ha dado por llamar nativos tecnológicos. 

Y…ah! amigos…ahí empieza a girarse la tortilla…

Hubo un tiempo en que la gente se citaba, iba al parque a pasear, al cine, o a  un buen restaurante a probar las excelencias de uno u otro cocinero…Ahora, la gente ya no se cita. Bueno si, pero a través de las redes para hacer una partidita de God of War, Assassin’s Cred o Resident Evil.

Las redes son la cita, que la cosa de hoy trata de matar un poco, ver una serie del tirón en Netflix y pedirse una pizza como más ultraprocesada mejor. Y si esto no es cambio amigos, que venga Dios y lo vea.

Estoy seguro que de cada diez nacidos después del 2000, a nueve ni les suena el nombre de Miguel Rios, ni saben que es un rockero español del siglo XX y que entre otras canciones, cantaba esa que empezaba como el titulo de este articulo.

Si eres millennial, ya no hay visitas al parque real, ya no hay citas reales. Ya no hay salidas reales los sábados para ir al cine o a un buen restaurante. Ir a comerse un buen arroz o una fideuá, una escudella barrejada o un cocido gallego ya no suena a real.

Si con 30 años aun vives en casa de tus padres, no tienes ingresos como para permitirte un gasto en una cena de 40/50€ por persona porque tienes un trabajo precario o sencillamente, no tienes trabajo, y tu mundo gira alrededor de la play station, las series y el fútbol, las pizzas  y las hamburguesas, como podemos extrañarnos de que los restaurantes estén vacíos?

Ya no es una sola cosa. Son una suma de muchas las que hacen que todo haya cambiado profundamente. La filosofía de vida del siglo XX ya no existe. La tecnología a suplido el contacto real, los fast-food a suplido a la comida real, lo virtual a sustituido a lo físico. 

Por primera vez en mucho tiempo, es muy posible que una generación, ésta de la que estamos hablando, la de los millennials, viva peor que su antecesora, la de sus padres. Entre todos la mataron y ella sola se murió.

Ya no se dan citas, ya no se va al parque. O si se va, es para hacer un botellón/quedada organizado a través de las redes. Cada día se vive y se muere unas cuantas veces, y antes de acabar la jornada, se mira sencillamente, cuantos likes le han dado a tus personalidades falsas, a tus otros yo y a la vida de fantasía que te has creado a partir de lo virtual.

Y ahora dime que no hemos cambiado.

Facebooktwitterpinterestlinkedintumblr

SOMOS TONTOS, SIMON. Y NO TENEMOS SOLUCION.

Hace no muchos años, menos de cincuenta, no era extraño ver en televisión anuncios de tabaco. Winston, Marlboro o Lucky Strike eran “comerciales” con los que todos los hombres de pelo en pecho, y muchas mujeres también, se sentían identificad@s. El tabaco molaba. 

Con el tiempo se descubrió que además de molar, también podía matar. Pero claro, como todo en la vida, lo de matar era matizable. La cantidad consumida, la calidad del tabaco, la ingesta del humo resultante y otros factores incidían muy mucho en la afectación.  Fuera como fuese, la presión sobre las grandes compañías fue creciendo hasta llegar a hoy en día, donde el consumo de cigarrillos y de cigarros puros a disminuido una barbaridad.

Y la publicidad ha desaparecido absolutamente, además de incluir, en los envases de estos productos, imágenes y frases que nos recuerdan las enfermedades que puede producir su consumo.

Pero…ah! amigos…como muchas otras cosas de nuestra vida cotidiana…nos vienen una serie de preguntas a la cabeza…

Perjudica más el consumo de un par o tres de cigarros puros al mes o las más de 20.000 veces que respiramos cada día, incluyendo el humo de los coches, camiones, transatlánticos turísticos, industrias, aviones, y cacharros diabólicos?

Perjudica más el consumo de un par o tres de cigarros puros al mes que consumir una docena de salchichas de frankfurt, un montón de hamburguesas procesadas o un puñado de sobres de fiambre de color sospechosamente rosado?

Ahí está el kit de la cuestión. La cantidad de edulcorantes, espesantes, acidulantes, antioxidantes, conservantes y doscientas cosas mas que acaban en “antes” que contienen todos esos alimentos procesados nos perjudican más o menos que un par o tres de cigarros puros al mes?

Y además, con un agravante. Si todos estos productos comestibles es sabido que contienen ingredientes químicos y procesados que con mucha probabilidad pueden afectar nuestra salud…porque dejan anunciarlos en televisión y al tabaco no?

Entendería perfectamente que si nuestra alimentación estuviera solo basada en productos naturales, pollo de granja, brócoli sin insecticidas, huevos de gallina en libertad, agua de manantial y fruta sin tratamiento alguno, nos dieran caña a tope con el tema.

Pero modestamente, no creo que sea este el caso. Compramos patatas fritas tratadas químicamente con sabor a jamón de jabugo o berberecho químico. Compramos bollería industrial elaborada con aceites de palma y coco, refinados y ultra procesados.

Compramos jamón de york que ni es jamón ni es de york. Compramos precocinados con los suficientes conservantes para que se pasen una semana en la nevera y se mantengan con el mismo aspecto sospechoso.

Compramos pan de molde, blanco como la nieve tratado con componentes químicos que lo hacen mantenerse inalterable el tiempo que haga falta en la alacena. Nos zampamos pizzas que de pizza solo tienen la forma y la etiqueta.

La pregunta es…todo eso, aunque sea poquito a poco…no nos mata también?

Esta comprobado que todo lo que entra en nuestro cuerpo en grandes cantidades puede afectarnos negativamente. Si nos comemos cada día media docena de perritos calientes y otro tanto de hamburguesas con patatas fritas durante toda nuestra vida, seguramente esta será mucho más corta.

Con las mismas, si nos fumamos media docena de cigarros puros cada día, seguramente nuestros pulmones, lengua y paladar estarán al limite del colapso en poco tiempo.

Pero las cosas, en su justa medida, nos afectarán exactamente, en su justa medida. Un par o tres de cigarros puros al mes, dos perritos calientes a la semana, una pizza de las encargadas cada quincena o una bolsa de patatas fritas con sabor a rábano chino una vez al mes o una tarrina de helado con sabor químico a macadamia, seguramente nos afectan más o menos lo mismo.

La diferencia está en que a la hora de fumar, la cosa parece lo peor del mundo. Pero a la hora de comer toda esa porquería que, además nos anuncian en televisión, todo está controlado. Y vamos, y nos lo creemos. Evidentemente, ahí alguna cosa falla.

Lo dicho…somos tontos, Simón, y no tenemos solución.

 

Facebooktwitterpinterestlinkedintumblr

ORO VERDE, ese gran desconocido

Los hay de raza Guatemalteca. Y mexicana. Incluso de origen Antillano. Se les puede distinguir por el color de la yema, y no estamos hablando de huevos. También se les diferencia por el tamaño del fruto, eso ya es una pista importante. Por las características de la piel, por la cantidad de pulpa, por el tamaño de las semillas y algo muy visual, por la forma de cada pieza, porque aunque su nombre genérico es el mismo, su forma es variable.

Cuando entramos en los matices más organolépticos, descubrimos un mundo ignorado por muchos…toques de nuez o incluso de anís, textura más o menos cremosa, recuerdos ahumados…que cosas!!!

Se producen  casi 200.000 toneladas anuales , ahí queda dicho, y debido al volumen de negocio que esta producción mueve alrededor del mundo se le ha llegado a denominar “oro verde”.

La mayoría de nosotros visita su tienda habitual, y lo más que llega a hacer es apretar su piel rugosa para comprobar el índice de madurez. Si se hunde lo justo y suficiente para que creamos que está al punto, sentimos que somos unos grandes entendidos en el tema. Y va a resultar que de idea, tenemos más bien poca, porque no todos están en su punto cuando mayor es su madurez, los hay más consistentes, con texturas diferentes, tal y como comentábamos hace un momento.

Efectivamente, estamos hablando del aguacate. Bueno, del aguacate genérico, porque cada uno de ellos es de su padre y de su madre, y ha sido bautizado con nombres tan originales y dispares como Reed, Bernecker, Zutano, Bacón, Fuerte, Pinkerton, Lamb Hass, Criollo, Nabal, Miguel, Lula, Brogdon, Simmons, Russell…

Viendo tamaño despliegue de nombres no estaría de más que en algunos comercios, tuvieran el detalle de darnos alguna pista más concreta para que así podamos, aparte de leer “aguacate” saber procedencia, características y particularidades, que el saber no ocupa lugar, y menos hoy en día en que todo está en las redes y nos gusta consultar a menudo para estar más informados.

Curioso mundo el de los aguacates. En algún momento hablaremos de las manzanas, que también tienen tela.

Facebooktwitterpinterestlinkedintumblr

CAVA BERTHA . Sentido Solidario.

 SAM_1533SAM_1527

Desde aquí, una FELICITACIÖN en mayúsculas para esta acción solidaria de Cava Bertha, y de la mano de sus representantes, Josep Torres y  Gemma Flaqué, también de los hermanos Aleix y Pol Espargaró, pilotos participantes en el campeonato del mundo de motoGP, Oriol Gené, diseñador i como no de ALEX, el pequeño que ha superado con éxito su leucemia a partir de su Ingreso y posterior tratamiento en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. Un agradecimiento también a Emma Perrier, responsable del departamento de atención al donante de ésta última entidad, que nos hizo ver a  través de sus palabras, la dureza de vivir esta situación.

Todo esto se ha traducido en una botella conmemorativa que se puede adquirir en la propia cava Bertha o también online, a través de www.cavasolidari.cat

Los beneficios resultantes, naturalmente, van a parar a la investigación de esta enfermedad. En definitiva, un buen cava para brindar por una buena acción.

Facebooktwitterpinterestlinkedintumblr

cava-juve-camps clubdtast1 atdsdpds IMG_2540GREMIhs